la prostitucion en colombia de hoy en dia

la prostitucion en colombia de hoy en dia

sábado, 13 de noviembre de 2010

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA PROSTIT


La prostitución se da por varias causas como:
  • Falta de recursos económicos
  • Ausencia de valores inculcados y la moral
  • Bajo nivel educativo
  • Desintegración familiar
  • Sentimientos de abandono e inferioridad
  • Incapacidad de establecer relaciones satisfactorias y heterosexuales
  • Deficiencia mental
Las consecuencias de la prostitución son:
  • Enfermedades venéreas tales como SIDA, herpes vaginal, gonorrea, etc.
  • Conllevan a adicciones comodrogadicción y alcoholismo
  • Precipita la debilidad mental
  • Rechazo social
  • Infracción a la ley
  • Embarazos no deseados
  • Familias desintegradas

PREVENCIÓN DE LA PROSTITUCIÓN

Sobre el oficio más antiguo del mundo, mucho se ha hablado y no tanto se ha hecho, para poder prevenir la caída en este fenómeno que en la mayoría de los casos tiene un alto componente de marginalidad social.
Según las épocas se ha tendido a su erradicación mediante la prohibición, o a su tolerancia, pero no siempre se ha tratado de abordarlo desde unas posiciones de prevención social, para que aquellas personas que no lo deseen no sean objeto de trato negocial con su cuerpo.
En nuestro país resulta una creciente realidad, que nunca dejó de estar, ni siquiera en los momentos de mayor persecución policial, por imperativo de la normativa penal. Pero en la actualidad, con el advenimiento del régimen democrático, no tiene la consideración de ilícito penal su ejercicio, aunque se mantienen tipos penales relativos a su explotación, como resulta el caso del proxenetismo, pero que no siempre tienen una justa determinación, en la mayoría de los casos, por su especial componente mafioso.
Personalmente, no pretendo dar prédicas de moral, ya que en edad adulta cada uno es libre de tomar opciones personales, y realmente este tipo de determinación no deja de ser personal. Pero lo que no me parece bien, ni ética ni socialmente, es que gran parte de esas personas tomen esta determinación bajo la presión de la necesidad, bien para sobrevivir económicamente, bien por la necesidad de costearse el vicio de la droga –pues en muchos casos, ambos submundos se entrecruzan-. Por consiguiente, en estos casos –que posiblemente sean la mayoría- no estamos ante una opción libre de la persona que decide dar el paso de ponerle precio a su acceso carnal.
Tal es la situación que se aprecia en los medios de comunicación con el caso de muchas mujeres inmigrantes, que ejercen el antiguo oficio, desde el engaño y por pura necesidad, e incluso coacción, según se refiere por parte de las mismas tras redadas policiales en locales de alterne, donde la policía se encuentra a muchas de estas mujeres en situación de auténtica esclavitud. Por tanto, es un hecho que el fenómeno migratorio trae a nuestra sociedad a muchas mujeres en estado de necesidad económica y social, que se ven abocadas a la práctica de la prostitución para poder salir adelante.
De manera, que el problema ha de observarse desde varios perfiles, y no sólo desde una falsa progresía de mero ejercicio de la libertad personal, que acaba concurriendo con el más rancio machismo de la explotación de la mujer, al menos en los resultados. Y tales perfiles han de contemplar necesariamente las realidades social y económica de las personas que se encuentran en dicha situación.
Así las cosas, lo oportuno parece empezar por ahí, de forma que ninguna persona se viera obligada por la necesidad a tener que entregar su cuerpo a otra por dinero; para lo cual ya existen experiencias en algunas ciudades de trabajo social con mujeres en esta situación para darles asistencia, enseñarles oficios alternativos, y trabajos para que salgan adelante, tanto ellas como sus hijos –pues en no pocos casos, el drama se agrava con la existencia de responsabilidades familiares a su cargo-, ante lo que una sociedad justa no puede mirar hacia otro lado. De forma que así muchas mujeres podrían salir de ese submundo sórdido.
Hechos estos deberes sociales, por parte de las diversas Administraciones Públicas, quedaría un resto de personas –naturalmente menor- que de forma libre tomara una decisión determinada en su vida, ante lo que la sociedad no puede decir nada más, que respetar, pero también exigir ser respetada, de forma que se lleve a cabo esa práctica no sólo libre, sino también discreta, evitando el escándalo y la molestia de su práctica callejera, regulando su situación sanitaria y social.
Entre tanto, hay otras medidas que también pueden contribuir a la reducción de este fenómeno, en el que tiene bastante que decir el sector de los medios de comunicación, especialmente la prensa escrita, ya que desde hace años las páginas de anuncios por palabras vienen plagadas de anuncios de prostitución. Lo que también da idea de la dimensión económica y social del fenómeno. Pero que de alguna manera contribuye a ese negocio mediante la inserción de anuncios muchos de ellos particularmente explícitos, que deberían de ser excluidos de dichos medios.
Por tanto, resulta necesario –cada vez más- la adopción de políticas activas que arbitren medidas de prevención de la prostitución, que incluyan entre las mismas la prohibición de dicha publicidad en la prensa. Y en todo caso, debería de haber un consenso deontológico entre los responsables de dichos medios de comunicación para cortar con dicha publicidad, y así entre todos iremos tomando medidas que ayuden a reducir el fenómeno de la prostitución a unos ámbitos de discreción y de auténtica libertad de los que actualmente está exorbitado.

                                                  

LA EXPLOTACION SEXUAL INFANTIL

La Convención sobre los Derechos del Niño define a estos como toda persona menor de 18 años salvo que alcance antes la mayoría de edad. De esta forma, la explotación sexual comercial de los niños es el empleo de éstos con fines comerciales de índole sexual por una remuneración u otra contraprestación entre el niño, el intermediario y otros que se lucren con la trata de niños para esos fines.
Se calcula que en todo el mundo se obliga anualmente a mas de 1millon de niños a prostituírse estando la edad media entre los 13 y 18 años, pero hay indicios de que niños más jóvenes, incluso bebés, están atrapados en este comercio. Este comercio se ha convertido en una industria multimillonaria que alcanza una cifra de miles de millones de dólares, y a la cual los niños acceden por la fuerza o mediante engaños.
En este momento hay tres formas de explotación sexual:
· Prostitución infantil: acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño para realizar actos sexuales a cambio de dinero u otra contraprestación.
· Trata y venta de niños con fines sexuales dentro de un mismo país o entre países.
· Pornografía infantil que se basa en la representación visual de un menor de 18 años en un acto sexual explícito, real o simulado o en la exhibición obscena de los órganos genitales para placer sexual de un usuario. Últimamente esta práctica se ha hecho mas frecuente con las grandes posibilidades de anonimato que ofrece Internet y debido a las diferencias legales entre países (lo que en un país es legal, en otro puede no serlo.)
Las investigaciones han comprobado, a escala mundial, una clara relación entre los abusos familiares sobre los niños y la incitación a participar en el comercio sexual.
Una de las causas de la prostitución infantil es la pobreza, o como se ha denominado “la pobreza más la falta de opciones” es decir, la familia tiene que hacer frente al desempleo, emigración forzosa, la dependencia de estupefacientes o las expectativas consumistas. Por poner un ejemplo, en América Latina cerca de 34 millones de niños viven en la calle en situación de extrema pobreza lo que lleva fácilmente a la explotación infantil.
En Brasilia el 70% de los casos de explotación infantil practicados en niños y adolescentes ocurren dentro del ambiente familiar donde el niño o la niña son vendidos por progenitores que han realizado abusos sexuales o de otro tipo a sus propios hijos. De estos niños que son vendidos, el 40% son menores de 18 años.

Sólo en Filipinas se estima que actualmente, en el año 2001, 100.000 menores ejercen la prostitución, cinco veces más que hace 5 años
Cada año, alrededor de un millón de niños son vendidos con fines sexuales

Por otro lado en las ciudades que viven del turismo, los turistas o los propios ciudadanos prefieren pagar un alto precio por niñas de poca edad preferiblemente vírgenes por miedo al contagio de enfermedades de transmisión sexual. Se piensa que tener relaciones sexuales con niños protege al cliente contra el SIDA porque es más probable que estén sanos y que hayan tenido menos parejas sexuales. La verdad es que esto es precisamente lo contrario ya que los niños, a parte de ser más vulnerables y débiles, los niños prostituídos son forzados a menudo a tener relaciones con más clientes de los que podría aceptar un adulto y tienen generalmente menos poder para pedir al cliente que utilice preservativos. Además los niños son físicamente más vulnerables a la infección porque pueden tener lesiones internas mas fácilmente y porque a menudo son tratados con violencia por sus clientes. Al mismo tiempo estos niños /as no están protegidos por centros de salud al no disponer de Seguridad Social, Sanidad Publica o Seguro Médico así como tampoco tienen medios para la adquisición de métodos anticonceptivos y la mayoría de las veces carecen de educación y cultura, con lo que son más propensos a contraer enfermedades de transmisión sexual.
La demanda de niñas vírgenes es tan grande que se ha puesto de moda recurrir a la cirugía plástica para implantar un himen artificial y venderlas como si fueran vírgenes.
La injusticia económica y las diferencias entre ricos y pobres, la migración y la desintegración familiar , junto con valores culturales discriminatorios contra las niñas y las mujeres así como el aflujo de bienes y valores materialistas son otras causas que hacen que prolifere la prostitución infantil.
Este consumismo estimula a aquellos que no aprecian a sus hijos y no respetan sus derechos y están dispuestos a comerciar con ellos a cambio de otros bienes mas valorados.
En otras partes del mundo, son los propios niños quienes enfrentados a la competencia de sus compañeros de grupo y al deseo de estar a su altura venden sus cuerpos a cambio de dinero para comprar bienes de consumo que de otro modo serian inaccesibles para ellos.
Este tipo de maltrato se ve en todas las clases sociales pero casi siempre llegan a conocimiento publico los abusos ocurridos en sectores más carenciados ya que el cliente o en este caso el que abusa es más vulnerable.
La mayoría de las víctimas de la explotación son niñas pero este abuso afecta cada vez a un mayor numero de niños que por lo general son niños que provienen de familias pobres en su mayoría entre 14 y 18 años aunque debido al temor del SIDA cada vez se demanda niños y niñas más jóvenes.

Negar a los niños su propia dignidad y explotarles comercialmente es impedir el futuro a todo el mundo. (Makiko Tanaka, ministra de asuntos exteriores de Japón)
Según UNICEF, el 14% de los niños y de las mujeres explotadas sexualmente en Brasil forman parte del mercado "turístico"
Estos niños ingresan en el comercio sexual mediante secuestro, engaño o venta o también pueden ser niños fugados de sus casas y que se prostituyen con el fin de poder sobrevivir, mejorar su nivel de vida o para adquirir bienes de consumo. Muy a menudo los padres que venden a sus hijos en el comercio sexual les dicen que sus hijos van a realizar servicios domésticos o cualquier otra forma de trabajo o van a casarse. Otros venden a sus hijos plenamente conscientes al comercio sexual. En Asia que antiguamente deseaban tener hijos varones para que trabajaran con la familia, ahora prefieren tener niñas para venderlas ya que los ingresos son mayores.
Por otro lado, cuando una familia tiene un hijo que ha trabajado en el comercio sexual su reacción cuando consigue escapar del comercio es de rechazo con lo que existe gran riesgo de que vuelva a la prostitución.
La ignorancia de los padres también desempeña un papel muy importante, ya que la educación de estos sobre el destino que les puede deparar a sus hijos, su venta en el mercado de trabajo, de la servidumbre y sexo reduciría el numero de padres que se plantearía este tipo de comercio cuando les prometen dinero y una vida mejor.
En muchos casos la policía forma parte de la red de complicidades con quienes detentan el poder económico ligado a la explotación. (ver articulo del periódico El Mundo)
El impacto de la explotación sexual sobre los niños es enorme ya que supone una perdida total de la infancia. Esta privación deja marcas que pueden tardar años en desaparecer. Los niños pierden la confianza en los demás sobretodo en los adultos, pierden la autoestima y la dignidad y a menudo su futuro debido a la posibilidad de desarrollar síntomas de depresión, agresión, violencia, perdida de autocontrol, incluso inclinación hacia la automutilación. Es muy frecuente que el niño termine suicidándose.
Pero eso no es todo, ya que si se libra de esos impactos internos, también tienen que soportar la privación de alimentos, de aire y luz y libertad de movimiento, malos tratos, torturas, quemaduras, infecciones renales, cáncer cervical, embarazos precoces y continuados y enfermedades de transmisión sexual que posiblemente acaben con la vida del niño.
Por ultimo y como propia conclusión después de una abundante documentación y siendo mi modesta opinión personal, pienso que la prostitución es un fenómeno que debido a los intereses creados así como la cantidad de dinero que se baraja, la prostitución no podrá desaparecer, de forma que creo que en vez de intentar combatirla, más bien habría que aceptarla como un fenómeno social producido tanto por desviaciones en las conductas de las personas como por los problemas sociales existentes en el mundo. Debido a que no se pueden solucionar todos esos problemas sociales, pienso que la prostitución debería estar regulada por una legislación que ayude a las personas que se prostituyen. Esto debería comenzarse con una buena educación y cultura sobre sexualidad y métodos anticonceptivos, así como regularizarlo y permitir el uso de una sanidad publica a estas personas a modo de prevención, establecer controles sanitarios y eliminar la proliferación de las mafias o redes de prostitución con el fin de evitar muertes, malos tratos y el beneficio y lucro de unos mediante el sufrimiento de otros.
Esto solo puede lograrse mediante la legalización y regularización de la prostitución.
Por otro lado y relativo a la prostitucion infantil, en mi opinion, la mayor barbaridad de todas, no creo que tenga una solucion inmediata. Aquí si creo que deberia haber un control mas estricto sobre todo el material que se comercializa. Esto es una cuestion muy complicada porque como ya he dicho anteriormente, por ejemplo en Internet que es la forma mas sencilla de conseguir este tipo de material, toda persona puede acceder a paginas que se ubican en servidores de países donde no esta prohibido este tipo de practicas. Posiblemente, con la legalizacion de la prostitucion (siempre de mayores de edad) podria descender el consumo de material pornografico infantil, pero realmente todo depende de nosotros, de no acceder a este tipo de páginas donde solo se cometen aberraciones con los niños y denunciando todo tipo de casos que creemos sospechosos de utilizarlos.

                                                

La prostitución en la actualidad

La prostitución por si misma no constituye ningún delito, sin embargo alrededor de ella se manifiesta una gran cantidad de delitos como lo son:
- cooperar
- proteger
- reclutar
- retener contra su voluntad
- vivir a expensas de personas cuya prostitución explote
- ser dueño de un negocio de prostitución...
La prostitución es un servicio que puede ser ofrecido por hombres y mujeres a solicitud de ambos, pero lo más común en todas las sociedades es la prostitución de mujeres o de hombres a solicitud de hombres.
La prostitución es un servicio que aunque no ha evolucionado en la forma si que lo ha hecho en los motivos que llevan a dicha prostitución.
Hoy en nuestros días, las formas de prostitución son muy variadas. Empezando por ellas hay que distinguir entre prostitución femenina y masculina, ya que aunque automáticamente cuando se habla de prostitución se piensa en prostitución femenina, ya que esta supone un 80 % del total de personas prostituídas, también en la actualidad se está produciendo un constante aumento de la prostitución tanto masculina como infantil.
La forma de prostitución más habitual es la prostitución callejera que suele ejercerse en zonas delimitadas de las ciudades, en el casco urbano: plazas publicas y parques céntricos, cascos antiguos, o zonas portuarias. El contacto sexual se realiza en pensiones modestas cercanas a la zona, en los mismos parques o en el automóvil del cliente.
Las características que definen este tipo de prostitución son:
- factores climatológicos
- Aislamiento espacial: no suelen distanciarse de su entorno habitual debido al temor de no saber desenvolverse en otros espacios.
- Sentimiento de propiedad e invasión
- Defensa del espacio: no suelen permitir que la competencia invada su espacio.
Dentro de esta prostitución callejera, en los últimos años se están produciendo nuevas formas de prostitución que han entrado en competencia como son las prostitutas drogadictas que son mujeres que venden su cuerpo con el fin de costearse la droga, bien sea a elección propia u obligadas por el proxeneta y los travestis.
Otras formas consideradas jurídicamente como prostitución y que tienen de un modo u otro diferencias con la prostitución callejera son:
- Call-girls: donde el cliente llama a un numero de teléfono y es visitado por una dama que le procura un ambiente selecto.
- Prostitución en Hoteles de lujo: en estos casos, los clientes generalmente hombres de negocios se hospeda en un hotel donde se le proporciona la posibilidad de contratar los servicios en su misma habitación con una mujer a la hora indicada. Para hacer frente a este tipo de prostitución existe toda una red de prostitutas, proxenetas, chóferes, taxistas, botones y recepcionistas de los hoteles implicados.
- Prostitución en salones de masaje: en estos casos se anuncian como salones de masajes o relax. La mayoría de las mujeres que aceptan este tipo de empleo no saben lo que implica en el terreno sexual, pero es corriente ofrecer una serie de clientes a las principiantes con el fin de que ganen mucho dinero y no se planteen dejar el trabajo.
- Prostitución militar: alrededor de las bases suele instalarse gran numero de mujeres que ejercen la prostitución, así como gran numero de prostíbulos y barras americanas. Este tipo de prostitución plantea otros tipos de problemas diferentes a los demás tipos de prostitución: por un lado la falta de higiene con el consiguiente aumento de enfermedades venéreas. Y por otro lado cuando las tropas se marchan o se desmantelan las bases, las prostitutas se ven inmersas en la trata internacional, siendo llevadas a otros lugares y centros de prostitución donde les es muy difícil salir. Un ejemplo son Corea y Vietnam, donde durante las guerras se contabilizaron unas 500.000 mujeres que ejercían la prostitución. Solamente en Saigon se contabilizaron unas 50.000 mujeres alrededor de las bases.
- Servicio de acompañamiento: donde chicas de nivel cultural alto y presencia física buena prestan su compañía a altos ejecutivos o empresarios. Estos servicios los ofrecen sobretodo hoteles y agencias especializadas.
- Turismo sexual: aquí las propias agencias turísticas ofrecen viajes turísticos donde se les facilita contactos sexuales con mujeres jóvenes. Los clientes suelen ser hombres de negocios, militares y turistas que buscan en países del Tercer Mundo prostitutas con las que realizar un encuentro sexual diferente al de sus países de origen. Este tipo de turismo sexual es una gran fuente de ingresos para los países que lo explota, por ejemplo en Tailandia ocupa la tercera fuente de ingresos del país contando con unas 700.000 prostitutas en el año 1980.
- Prostitución masculina: hombres generalmente jóvenes que se ofrecen a los homosexuales admitiendo el contacto sexual a cambio de una retribución en esta forma de prostitución son más comunes los delitos de robo o hurto que se producen en el apartamento del cliente y generalmente con intimidación. Se calcula que aproximadamente solo el 15 % de los hombres prostituídos son realmente homosexuales, el resto solamente ofrecen su cuerpo a hombres a cambio de dinero.
- Travestidos: personas que cambian sus ropas por las del otro sexo. La diferencia entre homosexualidad y travestismo radica en que la primera se basa casi siempre en la búsqueda de sensaciones mientras que la segunda busca afecto. En la mayoría de los casos los travestís llegan a la prostitución debido al rechazo social.
Durante mucho tiempo se ha dicho que los factores que llevaban a la prostitución eran de carácter biológico debido a que la mujer estaba llena de sexualidad o como símbolo de decadencia general y otros pensaban que lo que llevaba a la prostitución era la falta de madurez sexual, pero hoy en nuestros días hay muchos tipos de factores que pueden inducir a la prostitución como son: 
CAUSAS   %
PROBLEMAS ECONOMICOS  37,35
PROBLEMAS MATRIMONIALES  15,17
PROBLEMAS FAMILIARES  10,89
MADRE SOLTERA   9,35
DROGODEPENDENCIA   7,00
INDUCCION   5,06
COACCION   5,06
OTROS  10,12
TOTAL100,00

- Desintegración de la familia origen: una infancia llena de experiencia negativas como el abandono del padre, madre o ambos, estancia en centros semicorreccionales, relaciones padres-hijas insatisfactorias, malos tratos y falta de atención y de cuidados, incesto y violaciones llevan a considerarse a sí mismos como una mercancía objeto sexual.. Por otra parte, la promiscuidad sexual precoz trata de obtener el reconocimiento y el apoyo que les ha faltado en el medio familiar.
- Madre soltera o ruptura con la pareja: el embarazo no deseado a edades muy tempranas suele ser una de las opciones inevitables de entrada en la prostitución. Muchas veces se produce por el rechazo de los padres hacia la hija por haberse quedado embarazada fuera del matrimonio. En estos casos se produce un estado de marginación social y laboral que les obliga a ejercer la prostitución.
- Inducción o coacción: Otro de los motivos de entrada en la prostitución son las presiones y coacciones que ejerce sobre ella el marido o el hombre con quien vive. De un estudio realizado sobre un total de 50 mujeres, el 12 % habían sido inducidas por el marido.
- Obtención de mayores recursos económicos. Este es un factor de gran importancia ya que la mayoría de las prostitutas perteneces a clases sociales bajas. La pobreza y miseria son los principales motivos de prostitución
- Hábitos de consumo y drogadicción: esta es una causa muy importante de inducción a la prostitución sobretodo en grupos de edades jóvenes quienes se subvencionan de esta forma el coste del consumo. Por otra parte, también las redes de explotación inducen a las mujeres con el fin de tener el pleno control sobre ellas, como necesitan la droga no pueden escapar de las redes. Este tipo de prostitutas son las que más repudian las prostitución, pero la necesidad de conseguir dinero rápido y la facilidad con la que se consigue éste de esta forma hace que la prostitución sea una de las pocas salidas viables para los consumidores de drogas.
Las consecuencias de la prostitución son sobretodo de carácter sanitario. En la actualidad, la sanidad constituye uno de los aspectos fundamentales y más descuidados de la prostitución callejera. Muchas de las mujeres que ejercen la prostitución desconocen las medidas necesarias para la protección de su salud, al igual que la mayoría de las prostitutas no disfruta de una cobertura sanitaria pública, con lo que tienen que recurrir a la privada cuando necesitan asistencia sanitaria y al no poder pagarla, solo acude a ella cuando la enfermedad esta ya avanzada y solo puede recibir cura, no protección o prevención.
De entre las enfermedades que afectan al mundo de la prostitución el 72 % son enfermedades de transmisión sexual (E.T.S): Sífilis, Hepatitis B, Gonococos, S.I.D.A. y otros problemas como la desnutrición, infecciones, lumbagos...
La aparición de todas estas enfermedades lleva a la aparición de un problema social aún mayor, y es que el cliente cada vez se fía menos de la prostituta, lo que le hace ser cada vez más exigente, llegando a los limites de la prostitución infantil que se supone que no contraen tan fácilmente este tipo de enfermedades (algo totalmente equivocado.
Las redes de prostitución obligan a las mujeres a prostituirse bien mediante el secuestro o el engaño. Cuando se trata de engaño, la red les promete un buen trabajo y mucho dinero, les hace firmar un contrato, por supuesto ilegal e el que se comprometen a pagar una cantidad enorme a la que no puede hacer frente con lo que tiene que prostituirse para pagarles.
En el caso de secuestro, alguno de los modus operandi se basa en el secuestro de la mujer, se le obliga a consumir cualquier tipo de droga y es violada repetidas veces con el fin de atemorizarla y que no se niegue a prostituirse o pierda el miedo o la vergüenza a hacerlo. Se le siguen administrando dosis de drogas de forma que se hace adicta a esa sustancia la cual solo se la puede suministrar la red de prostitución, con lo que ya tiene a la mujer a su servicio.

                                      

antecedentes historicos de la prostitucion

El termino prostitución viene del latín "prostituire" que literalmente significa estar expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo.
El termino ramera tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución

La prostitución es la actividad a la que se dedica la persona que mantiene relaciones sexuales con otra a cambio de dinero.
El origen de la prostitución se encuentra en las sociedades primitivas donde era costumbre ofrecer a la esposa, a la hija o sirvienta al huésped en señal de estima.
En la prostitución sagrada, religiosa o ritual, se ofrecían a las jóvenes vírgenes más hermosas a los dioses en señal de estima.
El origen de la prostitución sagrada está ligado a ritos de la fertilidad muy frecuentes en el antiguo Oriente.
Originalmente la prostitución sagrada se encuentra en Babilonia, cercano el tercer milenio a.J.C. como una de las formas de culto a Ishtar
En el gran templo de Ishtar en Babilonia, el E-ana, cercano al Gran Esagifa, moraban las sacerdotisas que se dedican al servicio de la diosa, es decir a efectuar actos de fornicación con los que pagan el precio del rito que se ingresa en la caja del Templo
Del principio del II milenio hay placas de terracota cocida que representan escenas de actividades sexuales y otros que representan órganos genitales femeninos y masculinos, usados probablemente como amuletos.
El primer escritor que describe el sexo ritual o la prostitución ritual es Heródoto en el siglo V a.J.C. , en sus "Historias" cuando describe el centro religioso de la gran ciudad de Babilonia, ya venida a menos y anota las costumbres poco usuales para un griego. Luciano en el siglo II, a.J.C., también describe el mismo rito, pero esta vez en la ciudad de Biblos en el Líbano, en un templo de Astarté.